Modo de uso

 

Uso en seco: añadir directamente a tus guisos de legumbres, estofados, sopas,
rebozados, sazonados, aderezos, colorantes, pastas, panes, snacks, galletas. ¡Un toque
diferente a tus ensaladas, platos de verduras, carnes y pescados!


Uso rehidratado Recomendado: poner un vaso de agua a calentar en un cazo (250 ml).
Cuando rompa a hervir añadir un par de cucharadas soperas rasas de tomate en polvo
(aprox. 20 g) y agitar con batidor de mano aproximadamente un minuto. Usar este puré
como base para sopa, zumo, gazpacho, sofritos, base de pizza, untar en tostadas,
coktails, salsas, cremas, ketchups.


Modo de rehidratación rápida: calentar en microondas medio vaso de agua hasta
hervir, sacar con cuidado y añadir 1 cucharada sopera de tomate en polvo. Agitar hasta
su disolución.